Zwarte Piet en tiempos de globalización

jerarquia-de-racismo¿Llegaremos alguna vez a vivir en un mundo en el que no exista la más mínima sombra de racismo, un mundo en el que nadie se fije en qué color de piel, qué tipo de cabello tienen los otros, en el que estos rasgos externos no le importen a nadie? A juzgar por lo que se ve en estos tiempos no creo que nos podamos hacer muchas ilusiones. Sigue leyendo

El oro de Crimea en Ámsterdam

Scythian gold of Crimea
Scythian gold of Crimea

¿Terminará convirtiéndose la colección en botín de guerra?

Imagínate que les pides prestado el coche a tus vecinos por un mes y ellos generosamente te lo prestan. Pero cuando llega el momento de devolver el coche resulta que los vecinos se han peleado y se han separado, ya no viven juntos.  Entonces como no sabes a cuál de los dos entregarle el coche, decides guardártelo para ti. Bueno, eso es lo que está haciendo un museo de Ámsterdam, el Allard Pierson Museum, con la colección de antiguas piezas de oro, hallazgos arqueológicos escitas, que le prestaron varios museos de Crimea a comienzos de 2014. Sigue leyendo

Miguel-Ángel Cárdenas. La muerte anunciada de un ‘artista exhortador’

M-AMiguel-Ángel Cárdenas se murió el 2 de junio, tal como nos lo anunció varias semanas atrás. En realidad la fecha del deceso debía ser el 28 de mayo, pero resultó que ese día era el cumpleaños de una querida amiga suya. ¡Cómo se va a morir alguien el día del cumpleaños de un ser querido que además ya lo había invitado a la fiesta! Gracias a ese detalle Miguel-Ángel se pudo quedar por estos lados cinco días más y según me dicen hasta bailó en aquella fiesta. Y los amigos nos reímos. Algo así casaba muy bien con la personalidad de un ‘artista exhortador’, como se definía a sí mismo este dibujante, pintor y video-artista, un poco colombiano un poco holandés y ninguna de las dos cosas a la vez, y en realidad un excéntrico, un transgresor y un caso aparte. Sigue leyendo

Handel en tiempos de fútbol

2014-FIFA_World_Cup¡A quién se le ocurre ir a la ópera en medio de la Copa Mundial en Brasil!

Orlando FestNo hay dos espectáculos más divergentes que una ópera y un partido de fútbol. Y no precisamente por el precio de las entradas, porque si bien en materia de espectáculos de música clásica la ópera es siempre el más caro de todos, según entiendo los tiquetes de entrada a un estadio de fútbol no son precisamente regalados. Y qué decir cuando se trata de una competición mundial. Con lo que se gasta un fanático del fútbol viajando hoy desde cualquier país del mundo al Brasil a ver, digamos, tres partidos de la Copa, un amante de la ópera podría disfrutar de toda la temporada en Salzburgo (cuyos precios son exorbitantes) en un hotel de varias estrellas, comiendo y bebiendo en los mejores restaurantes de la ciudad. Y además de los precios, creo que es posible decir que tampoco en el goce de estas dos experiencias debe haber mucha diferencia. Las emociones que le producen a un amante del fútbol ver jugar a Neymar o a van Persie podrían ser comparables a las emociones que le producen al fanático de la ópera ver a Cecilia Bartoli cantando La Cenerentola de Rossini. Sigue leyendo