Microentierro

abstract-1174112-639x958(1) (1)
Imagen de Felipe Daniel Reis

El pasado 13 de mayo tuvo lugar en Berlín la ceremonia fúnebre más inaudita que uno se pueda imaginar. Un cajoncito que contenía unas 300 pequeñísimas piezas de tejido humano fue enterrado en el cementerio berlinés de Dorotheenstadt, en una ceremonia interreligiosa oficiada por un rabino, un sacerdote y una pastora luterana.

Otra historia nazi, de esas que setenta años más tarde todavía se siguen descubriendo en este país. El artículo apareció hace unos días en la web de Revista Desbandada. En este enlace: https://revistadesbandada.com/2019/05/21/el-microentierro/

2 comentarios

  1. Que escalofríos! Esta gente tan metódica hasta para matar por orden alfabético… suerte que no pudieron aguantar las fronteras del imperio de la muerte que diseñaron. Por desgracia otros sí que aguantan, pero eso ya es otra historia. Buen finde!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.