Feminismo fundamentalista

poemaLos excesos de la ‘corrección política’

No hay mal que por bien no venga, podría decir ahora Eugen Gomringer (1925), poeta suizo-boliviano-alemán, autor del poema que aparece en esta imagen. Aunque Gomringer cuenta con una amplia obra, no era muy conocido del gran público hasta hace poco, cuando el poema en cuestión comenzó a ser objeto de un encendido debate en Berlín.

Gomringen está considerado como el fundador de la llamada poesía concreta, un género en el que lo visual y lo espacial tienen la misma importancia que la rima y el ritmo en la lírica. Se trata de una poesía visual. Ejemplos:

schweigen

Y su versión en español con foto del artista:

Silencio

El poema de la polémica data de 1951, se titula Avenidas y fue escrito originalmente en español. Durante décadas el poema permaneció en la oscuridad hasta que en 2011 recibió el premio de poesía Alice Salomon que concede una universidad de Berlín que tiene ese mismo nombre. En agradecimiento, Gomringen ofreció su poema para que fuera pintado en grande en la fachada sur del edificio de la universidad. Ahí está desde entonces.

El problema comenzó en abril del año pasado, cuando la asociación de estudiantes de la universidad mandó una carta abierta a la rectoría criticando el poema, o mejor, el hecho de que lo hubieran puesto de manera tan prominente en el edificio. La carta dice que el poema reproduce una tradición clásica de arte patriarcal, en la que las mujeres son exclusivamente las musas hermosas que inspiran a los artistas masculinos a los actos creativos, y transparenta el acoso sexual al que están expuestas las mujeres todos los días. En síntesis, que es un poema sexista porque discrimina a las mujeres por su condición de mujeres. A los estudiantes les preocupa que este mensaje sea visto como signo oficial de su universidad.

Antes de seguir, debo decir que no sé qué porcentaje de los estudiantes que firmaron esta carta son mujeres. Afortunadamente la palabra ‘estudiante’ termina en ‘e’, que es una letra muy conveniente en el español para desexualizar los sustantivos. No existen las estudiantas ni los estudiantos, con la ‘e’ entran todas y todos, incluidos los nuevos sexos.

El poema sugiere la imagen de un hombre que está allí parado, entretenido mirando la avenida, las flores y las mujeres que pasan. Gomringer tiene 92 años y no ha hecho muchas declaraciones públicas sobre el asunto, en su lugar ha hablado su hija, Nora Eugenie Gomringer, también poeta, diciendo que no está de acuerdo con las acusaciones de sexismo, y que los argumentos le parecen tontos. En su interpretación de la poesía de su papá, dice que al ‘admirador’ de la última palabra, no hay que verlo como un macho sino como un elemento más de la escena. La conjunción ‘y’ lo conecta con el resto de la descripción.

Una interpretación convincente. Sin embargo, reconozco también la inquietud de los estudiantes. Hay un detalle importante que estos señalan en la carta abierta y es el hecho de que la plaza donde está la universidad y la estación de metro más próxima son lugares que, después de cierta hora, son frecuentados especialmente por hombres, y casi ninguna mujer se atreve a andar por ahí sola en la noche. Pero, ¿será cierto que un potencial violador que anduviera por allí a altas horas de la noche atacaría a una mujer que casualmente se le cruzara a esas horas en el camino, por el solo hecho de leer el poema? Sinceramente, no lo creo. Con o sin ese poema, un individuo que esté a la caza de una mujer indefensa, actuará si la oportunidad se le presenta.

En mi opinión, el poema es bellísimo en su sencillez. Verlo allí plasmado en ese enorme muro blanco e insulso, cambia inmediatamente la visión del paisaje. Si entiendo bien, era lo que quería el poeta con su poesía concreta, y creo que lo ha logrado, producir un goce estético a partir de la imagen de unas pocas palabras. Y si el poeta, dada su generación, tiene una mentalidad patriarcal (posiblemente la tiene), esto debe importar menos que la contundencia de su poema. Patriarcal o no, es un buen poema, ha ganado un premio (que lleva además el nombre de una mujer) y merece estar allí haciendo sonreír a los que pasan por esa plaza y se detienen un instante a leerlo.

Forsythia
Otro ‘poema concreto’ de Gomringer

Aunque tienen razón en algunos de sus argumentos clave, el problema con la petición de esta asociación de estudiantes es que han caído en un peligroso ‘correccionismo político’ muy extendido en estos años entre ciertos círculos. Si se aplicara consecuentemente la ‘corrección política’ en el dominio de la literatura y las bellas artes, habría que eliminar (mandar a la hoguera) a buena parte de los grandes autores y artistas que han sido también racistas, sexistas, machistas, pedófilos, locos, degenerados, etc., etc. La corrección política tiene elementos positivos, ha tenido y sigue teniendo una función importante en la sociedad actual para proteger a grupos débiles. Pero hay que saber dosificarla. Bueno cilantro.

igualdad
Wikipedia

Lo malo que tienen estos escándalos innecesarios es que les dan argumentos a los críticos del feminismo, y desvirtúan discusiones válidas que presentan las mujeres cuando exigen igualdad de salarios, trato respetuoso en medios predominantemente masculinos (como el ejército), protección ante el verdadero acoso sexual, y otro montón de reivindicaciones justas. Al crear un alboroto por unos versos, se les da tema a los machistas para que digan, se fijan, las mujeres lo que quieren es imponer una dictadura feminista. Se puede promover la igualdad de género sin necesidad de abolir la historia de la humanidad caracterizada por una desigualdad de género, y muchas otras desigualdades.

La corrección política llevada a extremos, como en este caso, va a terminar por generar un efecto contraproducente: una incorrección política provocadora que quién sabe en qué irá a parar.

A mediados de octubre, la universidad decidirá qué hacer con el poema, borrarlo definitivamente, reemplazarlo por otro, o reformarlo. Algunos han sugerido ya que se añadan las palabras, “y hombres”. Después de todo, también cruzan hombres por esa avenida. Okey. Pero ese sería otro poema. Porque cuando lo hizo, el poeta no vio esos hombres, por eso no los incluyó. Como tampoco vio niños, ni ancianos, ni mendigos, aunque es probable que también gente así anduviera por allí. Hasta mediados de octubre todos los miembros de la universidad pueden enviar sugerencias. Vamos a ver qué pasa.

gomringer2
Foto de: Galerie in der Promenade

Mientras tanto, no hay mal que por bien no venga, el anciano poeta parece estar contento con la polémica porque ha dicho que, “este siempre fue mi objetivo, alcanzar tal efecto con pocas palabras”.

Anuncios

2 thoughts on “Feminismo fundamentalista

  1. Gracias por el comentario, Santiago, y sobre todo por la alusión al estilo de Montaigne. Lo que pasa es que yo creo que todas las partes tienen sus argumentos y hay que considerarlos aunque a veces nos parezcan absurdos. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s