Corexit, o el encubrimiento de un crimen

dispersants-gulf-of-mexico-aerial1-300x210La jugada sucia de la British Petroleum (BP) en el Golfo de México. Tres años después del desastre.

¿Ha oído usted alguna vez hablar de Corexit? Yo no. O quizás sí pero lo había olvidado. Como seguramente lo olvidaron todos los que hace tres años exactamente se enteraron por la prensa de la catástrofe que produjo la British Petroleum BP en el Golfo de México. El 20 de abril de 2010 se produjo una explosión en la plataforma petrolera Deepwater Horizon que causó un derramamiento de petróleo que se prolongó durante casi cinco meses arrojando unos 800 millones de litro de petróleo crudo al mar.

Como si la magnitud del desastre no hubiera sido ya lo suficientemente extensa, la poderosa compañía petrolera se encargó de acrecentarla y agravarla por medio de la masiva fumigación del mar, de la marea negra, con una sustancia altamente tóxica: Corexit, un dispersador químico, un corrector – de ahí viene precisamente su nombre: corrects it – que supuestamente debía hacer las veces de detergente del mar. Corexit funciona quebrando la mancha de petróleo disolviéndolo de modo que se hace invisible. Es decir, invisible para las cámaras de televisión. La BP entonces pudo aducir que el daño no había sido tan grave, que los ambientalistas habían exagerado –esa gente siempre exagera – en poco meses el mar ya estaba limpio.

Pero el proceso de ‘limpieza’ resultó peor que el desastre original. La lista de documentos, vídeos, imágenes en internet sobre la verdadera naturaleza de este producto es extensa, así como las críticas oficiales hechas por instancias del mismo Gobierno estadounidense respecto al vertimiento del tóxico por parte de la BP, las denuncias de organizaciones ambientalistas, y de la población del estado de Luisiana que muy pronto comenzó a padecer los primeros efectos del veneno en la salud.

Video Corexit kills

La compañía petrolera mintió descaradamente sobre la seguridad del producto. La evidencia de ello es que el fabricante de este producto, la empresa Nalco, lo vende junto con un extenso manual de 61 páginas que especifica todos los riesgos de su uso y tiene una larga lista de recomendaciones. La BP conocía estos riesgos y no le importó, en su afán de que se borraran las manchas y de mejorar su imagen pública ante el mundo. En 2010 las empresas petroleras sabían, por experiencias pasadas, que más tóxico que el petróleo y más tóxico que el Corexit es el petróleo que ha sido tratado con Corexit. Hubiera sido mejor dejar las manchas de petróleo.

Reproduzco este párrafo de un artículo de octubre de 2010 en la revista Mother Jones porque resume perfectamente el cinismo de la BP: “Desde el principio la  BP luchó para controlar todos los aspectos de su catástrofe incontrolable, menos el derramamiento mismo de petróleo. Han modificado las cantidades de petróleo vertidas. Han seguido echando Corexit encima y debajo del agua, a pesar de que se les ha ordenado suspenderlo. Han restringido el acceso de la prensa con un estilo kafkiano.. ..  BP ha invertido sus energías en valerse de todos los recursos disponibles: alquilar prácticamente cada habitación de hotel en la costa de Luisiana, ayudando a mantener a raya a la prensa, ha comprado el silencio de los científicos con pagos lucrativos y cláusulas de confidencialidad…”.

De modo que una ‘operación de limipeza del mar’ fue en realidad una operación de limpieza de la imagen de la BP, a costa del mar, de la fauna y la flora marinas, y de la población humana de la región.

Esto pasó hace solo tres años y ya lo habíamos olvidado. La prensa de Estados Unidos e internacional casi no volvió a hablar del tema. Se produjo una pérdida de memoria colectiva, un olvido muy conveniente para los infractores.

¿Se le puede creer a las grandes empresas cuando afirman que sus maniobras exploratorias son consecuentes con la preservación del ambiente?

No. Entonces, ¿por qué no existe una autoridad ambiental internacional que se encargue de impedir que sigan perforando el mar en busca de petróleo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s